Blog 2: De mis sombras a mis luces

Hubo un momento en mi vida en el que no entendía nada… “¿Por qué?” Me preguntaba una y otra vez mientras sentía un dolor insoportable.

Sufrí traiciones, engaños, decepciones… conocí el gran amor y juntos nos perdimos y “no por falta de amor”. ¿Por qué la vida era así? Tanta maldad, tanto sufrimiento… no podía ser. Sí, la vida es eso en lo que no nos encontramos cómodos, pero también alberga muchas cosas mucho más bellas, en las que nos encanta estar…

Empecé a trabajar en mí, a conocerme mejor dentro de mis posibilidades. Sola y con dos niñas no sobraba el dinero, por lo que empecé con los libros de autoayuda, a modelar, a pintar, me refugié en mis artesanías, asistí a talleres de P.N.L., de mindfulness, bioneuroemoción, recibí terapia de flores de Bach y actualmente me estoy formando como facilitadora de biodanza y profesora de aeroyoga,  aeropilates y aerofitness.

Trabajé con cierto coach para que me ayudara con mis miedos y limitaciones, y sí, me ayudaron muchísimo. Hoy puedo decir que la vida es preciosa, incluso con sus sombras y que afortunadamente son las que nos hacen crecer y aprender, ya que no podría existir la luz si no existiera la oscuridad y viceversa.

Una de las cosas más importantes que aprendí  es que necesitamos perdonar y perdonarnos para poder ser felices, lo cual no significa darles la razón ni poner la otra mejilla, tan sólo entender que todos hicimos lo que pudimos en aquellos momentos en base a nuestro sistema de creencias. Nadie es culpable de nada y sí, se puede. Nuestro estado natural está basado en el amor y el respeto, por todo lo viviente… Aprendí que todas las personas que llegan a nuestra vida llegan para algo, da igual el tiempo, toda situación nos enseñara y nos hará crecer…

Empecé  a sentirme una con la naturaleza, una con el todo, ella  es mi fuente inagotable de vida, de la que me nutro y en la que renazco una y otra vez.

Ser feliz es una cuestión de actitud positiva y sólo depende de tí…

Y como me dijo un gran amigo el éxito profesional nace del desarrollo personal de cada uno. Nacho Márquez, amigo porque en nuestro camino disfrutemos de vivencias increíbles y sueños cumplidos…

 

Maribel D. A.